miércoles, 19 de diciembre de 2007

Navidad, qué buen momento del año!



Para quienes me conocen, saben que la Navidad es mi época preferida del año. Lejos. Muy lejos.

Navidad me llena de alegría, me dan ganas de convertirme en una "chica Utilísima" y decorar toda la casa, cocinar galletitas y demás pavadas divertidas. No siempre lo hago, pero me dan ganas.

En mi familia siempre fue una fiesta del mes entero.
Navidad no duraba una noche. En la casa de mis abuelos, Navidad duraba un mes entero.
Ahora, años más tarde, todavía me queda el mismo sabor a fiesta del mes entero.

Según la tradición, se colocaba un calendario de adviento donde cada día íbamos abriendo una ventanita junto a mis hermanos.
Mi abuela materna armaba el arbolito el 1° de Diciembre y ponía al pie una cesta llena de 24 regalitos rosas (para mi) y 24 regalitos celestes (para mi hermano, porque mi otra hermana era muy chica) y cada uno con un número.
Todos los días nos levantábamos corriendo, abríamos una ventanita y el regalo correspondiente. Nunca faltaban los villancicos de fondo... y los "regalos" podían ser cualquier cosa, desde una hebillita hasta algunas golosinas o un par de bolitas para sumar a la colección. No importaba, era el hecho de abrir un paquetito.
A veces chusmeábamos la cesta para ver qué día nos tocaba la "caja más grande". La mayoría de las veces esa super caja se transformaba en una más pequeña, después otra, luego otra... y terminaba siendo más chica que las demás (aunque el piso quedaba lleno de papel y nosotros de cinta scotch!)

A la tarde, junto con los chicos del barrio nos juntábamos a hacer botas de cartulina roja con brillantina y algodón, que rellenábamos más tarde con caramelos para llevar a los orfanatos y hospital de niños más cerca del 24.
Por más romántica que suene la idea, sé que mis abuelos lo hacían para que nos quedemos quietos un rato (ja), pero bueno, era muy divertido.

Por eso para mi la Navidad es tan especial. Porque me enseñaron a disfrutarla de muchas maneras y porque me recuerda la alegría de mi infancia y el amor de todos mis abuelos.
Ojalá el día de mañana pueda traspasar ese sentimiento a mis hijos y que ellos también puedan vivir esa fiesta que viví yo durante tanto tiempo.

Estas fiestas van a ser un poco más especiales para mi porque sé que hasta dentro de un par de años no vamos a volver por estos pagos, pero no por eso van a brillar menos.

Aprovecho para enviarles mis mejores deseos y muchas felicidades para todos.
Que la pasen lindo!!!

8 comentarios:

Guillermo dijo...

Que linda anécdota Pao! Muchas Gracias!

Vas a ver que para el año que viene lo vas a estar compartiendo con tu "nueva familia postiza" que vamos a a ser todos tus nuevos amigos aquí en Canadá!

Besos Mil!

Desafio Québec: Terry, Naty y Nico dijo...

Hola paola!

Gracias por compartir con nosotros la historia de tus navidades. Realmente es buenísimo lo que lograron trasmitirte tus abuelos y lo mejor poder compartirlo con quienes menos tenian.

Para nosotros también tiene un sabor especial porque son las últimas fiestas (al menos por un tiempo) con 40° y con la familia.

Muchas Felicidades para ustedes tambien!!!

Besos

Natalia, Taras y Nicolás

Gabriel dijo...

Qué lindo lo de la canastita! Acá hay unos chocolates que vienen en unas cajas muy grandes con 24 ventanitas. C/U de mis chicos tiene una, y cada noche 'abren' el chocolate correspondiente después de comer.

Me encantó leer sobre la forma en que festejabas la Navidad de chica. Justamente yo voy a postear sobre eso, si no es esta noche, mañana, porque está relacionado a mis abuelos también...

Paola Bianchi dijo...

La verdad es que me alegro infinitamente de haber conocido gente como Uds y estoy segura de que mi primer "blanca navidad" será de las mejores gracias al cariño de todos.
Les agradezco mucho por los mensajes y les deseo lo mejor para este nuevo año que comienza.

Un fuerte abrazo a todos; a los de acá, a los de allá y a los del otro lado también
;)

Paola Bianchi dijo...

PD a Gabriel: me encantó lo de los chocolates!!!!
El espíritu es el mismo y me alegra que tus chicos puedan experimentar esa sensación.
Una de las razones por las que lo conté es porque me parece que todo chico merece disfrutar de este momento como lo hicimos nosotros.
:)
Qué lindo!

Xel-Ha dijo...

Paola, muy buena la anecdota, te deseo lo mejor en estas fiestas!

El año que viene vas a ver que va a ser espectacular, lleno de cambios y vivencias que no olvidaras nunca y que te marcaran de por vida!!!

Mis mejores deseos!

Xel-Ha

Gabriel dijo...

Paola, que tengas una muy feliz Navidad con los tuyos y un muy próspero Año Nuevo.

Espero poder llamarte por TE en la próxima Navidad y que la llamada sea solo 'long distance'. Ah, y que sean tres en vez de dos festejando.

Bueno, dos y medio. No hay por qué apurarse... :-)

Paola Bianchi dijo...

jaja
Muchas gracias!!!
Qué lindos mensajes. Espero que hayan pasado Uds también una excelente Navidad.
Acá en Posadas estamos arañando los 38ºC!!! (suficiente calor para derretir los polos... jeje)
Un gran abrazo para todos y excelente comienzo de año! (GRAN, año)
:)